Salmorejo

Qué calor!!!!! Pues un salmorejo bien fresquito pa’ comer!!!

Esta súper receta se prepara más rápido de lo que puedas imaginar, incluso tardaréis menos en hacerlo que en leer este post y en tomarlo ya…. jaja

El salmorejo es una crema servida habitualmente como primer plato; se trata de una preparación tradicional de Córdoba. Aunque la receta tradicional se elabora mediante un majado (machacado, triturado) de una cierta cantidad de miga de pan yo suelo tomarlo con menos cantidad de  ese ingrediente para aligerar tanto la textura como la cantidad de hidratos. 

Os voy a contar unas cositas muy interesantes de esta receta andaluza que seguro seguro no conocéis. La historia del salmorejo se remonta a los primeros instantes de la humanidad en los que se trituraban los ingredientes en un par de piedras. Esta forma primitiva de cocinado por trituración mecánica era muy popular, y se aplicaba a un gran número de alimentos. Evidentemente, en esos inicios el salmorejo no llevaba tomate y, por supuesto no tenía ese color que ahora nos parece tan característico.  Eso lo convertía en lo que se denomina salmorejo blanco. La historia culinaria del salmorejo posee dos hitos históricos importantes, el primero es la incorporación del tomate como ingrediente capaz de proporcionar color rojo, y el segundo fue el advenimiento de la electricidad en los procesos culinarios con la incorporación de electrodomésticos como fue la batidora eléctrica.  El salmorejo y el gazpacho eran blancos hasta la introducción de las batidoras eléctricas porque se hacían en un dornillo, o recipiente de madera o de arcilla blanca sin cocer, y no se podía triturar el tomate, simplemente se cortaba en trozos pequeños y se mezclaba con la masa y el agua, sin que se diera el color rojo de los actuales salmorejos hechos con batidoras mecánicas. Si amigos foodies, el gazpacho tampoco era rojo!!!salmorejo

Y ahora que  hemos abierto un poco el apetito así que vamos a preparar nuestro salmorejo!!!

Ingredientes

  • Miga de pan
  • Ajos
  • Aceite
  • Vinagre
  • Tomates
  • Para el topping: huevo duro, jamón serrano, picatostes (pan tostado)

Elaboración

  1. Se pone a remojo el pan en agua con un poco de vinagre de jerez.
  2. Lavamos los tomates, retirando lo verde del pedúnculo y los trituramos.
  3. En un bol colocamos el pan y lo cubrimos con el puré de tomate dejando que se impregne durante unos diez minutos. Pasado ese tiempo, añadiremos el diente de ajo y trituramos con la batidora.
  4. A continuación incorporamos el aceite de oliva virgen extra volvemos a turbinar todo  hasta que nuestro salmorejo sea uniforme.
  5. Añadimos unos cubitos de hielo y trituramos, así estará aún más fresquito y sabroso. Este paso es importante realizarlo justo antes de servir.
  6. Servir en cuencos y añadir por encima huevo duro picado, jamón serrano picado y algunos picatostes.
  7. DISFRUTAR

 

 

 

Comparte:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *